Rosácea

Indicaciones

La rosácea es una afección cutánea crónica que causa enrojecimiento en la piel y espinillas. Afecta principalmente a la parte central de la cara (pómulos, nariz, mentón y frente). Se manifiesta con enrojecimiento, pápulas, pústulas y telangiectasias.

Posee alteraciones parecidas al acné, pero se diferencia del mismo por la ausencia de puntos negros (comedones) y la edad de aparición.

La rosácea aparece principalmente en personas de edad media (30-50 años), de tez blanca y cabello claro. Las mujeres son afectadas con mayor frecuencia que los hombres, pero los hombres padecen formas mas graves, existe una predisposición familiar. No es una enfermedad contagiosa.

Causas

La causa es desconocida. Hay una serie de factores que pueden guardar relación con la aparición del proceso. Se incluyen aquellos que influyen sobre la dilatación de los vasos sanguíneos, tales como algunos alimentos y ciertos hábitos de la vida diaria (café, alcohol, luz del solar, té) también se han implicado factores endocrinos y alteraciones de la flora bacteriana intestinal.

Tratamiento

Gracias a los últimos avances en medios diagnósticos y en tecnología láser, podemos hoy en día tratar con éxito, de forma rápida y segura, los vasos de pequeño y mediano calibre, tanto superficiales como profundos, asociados a la rosácea. El laser se aplica a través de una serie de pulsos de luz suave sobre la zona afectada, favoreciendo la eliminación del enrojecimiento facial y de las venitas presentándose mejorías desde la primer sesión.

Duración

Las sesiones se deben realizar cada 15 -21 días, la cantidad de sesiones dependerá de la respuesta al tratamiento, por lo general es de 4 a 8 sesiones. 

El tratamiento se debe acompañar de cremas locales y de un adecuado cuidado e higiene de la piel