Radio Frecuencia

Indicaciones

Tratamiento de la flaccidez cutánea en cualquier zona facial y/o corporal. Este tratamiento reduce los signos de envejecimiento de la piel, proporcionándole una apariencia más juvenil.

En los tratamientos faciales se consigue una expresión más vivaz y juvenil. Se obtiene una elevación de las cejas cuando se trata la parte superior del rostro, y una disminución de los pliegues nasogenianos al tratar las mejillas; al tratar toda la cara, se logra una mayor definición del óvalo facial, pudiendo también tensar la piel del cuello.

En los tratamientos corporales (brazos, abdomen, muslos, etc.) mejora la flaccidez cutánea y la piel recupera su tersura.

antes-y-despues-4

Tratamiento

Se utiliza un dispositivo emisor de radiofrecuencia avanzada denominada radiofrecuencia no ablativa, que genera una gran elevación térmica tisular, y determina la inmediata contracción de las fibras de colágeno en las capas profundas de la piel.

En una segunda fase, durante los meses siguientes, induce un proceso de formación de nuevo colágeno, que producirá un rejuvenecimiento progresivo y duradero de la zona tratada.

No se necesitan cuidados especiales tras el tratamiento, pero se debe realizar protección solar, como parte del cuidado general, durante los 15 días siguientes al tratamiento.

Duración

Según la extensión de la zona a tratar y el equipo, el tratamiento puede durar de una a dos horas.

La retracción de la piel se produce gradualmente durante dos a seis meses después de la sesión o sesiones de tratamiento. En algunas personas los resultados son visibles mucho antes y, en la mayoría, la mejoría es continua hasta el año. Según esos mismos estudios, los resultados se mantienen estables al menos 2 años; actualmente se admite que permanecerán entre 3 y 4 años.