Hilos tensores

¿Qué son?

Es un tratamiento estético que ayuda a combatir la flacidez, mediante una técnica no intrusiva muy segura, indolora y con resultados inmediatos. La finalidad de este tratamiento es el tensado cutáneo mediante la inserción de hilos en la dermis con una aguja guía.

Este tratamiento se utiliza con intención de retrasar el paso por quirófano o complementar sus efectos, no se trata de una alternativa al lifting quirúrgico. Esta indicado, para personas a partir de 35 años que quieren prevenir, reparar y/o mejorar la flacidez.

Las principales indicaciones son:

– Elevar las mejillas

– Recuperar del óvalo facial

– Mejorar surcos nasogenianos

– Líneas de marioneta

– Arrugas del contorno de ojos y código de barras

– Elevar las cejas

– Mejorar el doble mentón

– Reafirmar el cuello

Tratamiento

Se trata de tejer un entramado de hilos cruzados que sujete el tejido facial. La terapia consiste en la inserción de pequeñas agujas cargadas con mini hilos de Polidioxanona (PDO) que permanecen en la dermis una vez retiradas aquellas.

En caso de estar tomando analgésicos, evitar la aspirina, ya que favorece la aparición de hematomas.
Evitar café, tabaco y estimulantes en general.

No presenta rechazo ni efectos secundarios de importancia.
Procedimiento sencillo y rápido de aplicar.

Duración

La duración del procedimiento de implantación es de unos 30 minutos mientras que el tiempo de reabsorción de los hilos es de 6 meses y la duración óptima de resultados es de 12 a 18 meses.