Grasa localizada

Indicaciones

Entendemos como grasa localizada aquella grasa que se acumula en zonas concretas del cuerpo, que forma redondeces pronunciadas y que es rebelde a cualquier dieta o al ejercicio.

Está indicado para zonas como el abdomen, muslos o cartucheras, flancos, parte interna de piernas y rodillas.

Es el tratamiento ideal para aquellas personas que deseen reducir contorno y tratar cúmulos de grasa en determinadas zonas del cuerpo, sin necesidad de someterse a cirugía.

Factores que influyen en su aparación:

  • Los cambios hormonales que pueden empezar a sufrir las mujeres de entre 35 y 40 años.
  • Mucho estrés.
  • Poco descanso.
  • Una alimentación muy calórica.
  • El nivel de actividad.
  • Sedentarismo
  • El estreñimiento crónico
  • El consumo de tabaco

Tratamiento

Este novedoso tratamiento actúa sobre la grasa localizada mediante disparos de ultrasonidos, destruyendo las células de grasa y favoreciendo la pérdida de volumen. Se utiliza energía de alta intensidad que actúan provocando pequeñas lesiones en las células grasas destruyéndolas, sin dañar los tejidos adyacentes. 

Se consigue eliminar grasa localizada de forma definitiva con un sistema especial que produce un barrido en toda la zona a tratar. Los acúmulos de grasa se queman dentro del organismo y se eliminan.

Duración

Los resultados de este avanzado tratamiento se perciben ya en la primera sesión.

Las sesiones aconsejadas dependerán siempre de la zona y el volumen de grasa a tratar. Generalmente, se recomiendan tres sesiones con un intervalo de 30 días de descanso entre ellas.