Eliminar manchas

¿Qué es?

El láser tiene múltiples aplicaciones médicas. En el campo de la estética, una de las más novedosas es la posibilidad de aquellas manchas cutáneas que aparecen en la cara, escote o mano. A menudo estas manchas están asociadas al envejecimiento y la causa principal de su aparición en nuestra piel suele ser la exposición prolongada a la radiación solar.

Los tratamientos rejuvenecedores con lásers son muy efectivos para eliminar manchas en la piel.

¿En qué consiste?

La aplicación del láser en la eliminación de las manchas cutáneas ofrece la posibilidad de destruir el exceso de pigmento sin causar daño a la piel. Normalmente se precisan una o dos sesiones de unos diez minutos para eliminar una lesión pigmentada  y las manchas desaparecen dejando la piel intacta y con un tono uniforme.

Este tratamiento se caracteriza por ser indoloro y por no dejar cicatrices ni marcas de ningún tipo.

Tratamiento

El láser libera una gran cantidad de energía en un periodo de tiempo muy corto. La irradiación es absorbida por las manchas cutáneas destruyendo los pigmentos sin afectar a la piel circundante y sin dejar cicatrices.

Duración

Normalmente unos cinco minutos por sesión, dependiendo de la extensión de las manchas. Con un intervalo mínimo de dos semanas.