Cuperosis

¿Que és?

La cuperosis no es una enfermedad dérmica, es un estado de la piel que está ligado a problemas de microcirculación y que afecta en concreto a los vasos sanguíneos de la piel facial. El resultado de ello son la formación de pequeñas varices o venas varicosas en diferentes partes del rostro.

¿A quién afecta?

Puede aparecer en cualquier tipo de piel, pero afecta en general a individuos con piel clara, fina y delicada. La cuperosis se manifiesta sobre todo en mujeres que tras los treinta años presentan ciertas peculiaridades habituales como la debilidad pilífero. No obstante, este inconveniente asimismo puede afectar a los hombres, si bien en menor medida.

¿Cuáles son las causas?

Factores internos:antesydespues

 Situaciones emocionales intensas, estrés, cansancio y nervios

 Patologías que afecten a la circulación periférica como la hipertensión o la misma diabetes

 Comida picante, muy caliente, con muchas especias

 Ingerir la comida rápidamente

 Historial en la família de cuperosis ( hereditario )

 Excesos en el consumo de alcohol y tabaco

Factores externos:

 Situaciones extremas de temperatura que se agravan aún más con humedad o vientos fuertes.

 Traumatismos o heridas en la piel más fina de la cara

 Aplicación de productos químicos irritantes o con capacidad tensioactiva muy fuerte que se aplican sobre la piel facial.

 Exponerse a fuentes de calor como chimeneas, mantas térmicas o radiadores

 Uso de jabones agresivos, peeling químico o exfoliantes

 Agua con mucho cloro o muy calcárea

 Radiación solar y lámparas UVA

 Estrés y agotamiento

¿En qué consiste?

El problema de la cuperosis se trata con Luz Pulsada, una fuente lumínica de alta intensidad que abarca un rango más o menos estrecho de colores, cada uno de los cuales,produce un efecto diferente en la piel. Energía que es absorbida por el pigmento que existe en la sangre, produciendo una termocoagulación selectiva de los vasos, sin dañar la piel vecina.

Tratamiento

El procedimiento se realiza sin necesidad de bajas laborales, en varias sesiones de aproximadamente 30 minutos y exclusivamente sobre la zona donde se encuentran los capilares.

Duración

Las sesiones se repiten mensualmente y los resultados se observan desde la primera sesión. Es recomendable realizar entre 3 y 6 sesiones varias veces en la vida.